martes, 22 de julio de 2014

¿Qué pasa cuando acaban las vacaciones?

¿Por qué hay personas a las que les cuesta tanto la vuelta al trabajo tras las vacaciones?
No vivimos en sociedades justas, por eso para muchas personas el trabajo no es un don. Las empresas maltratan bastante a los trabajadores, pocos cobran un sueldo justo, muchos están sobreexplotados, silenciados, desganados y desmotivados. Qué quiero decir, que el trabajo que tendría que ser un medio de realización que nos permitiera una vida personal satisfactoria, se convierte en una cárcel que nos priva de esa vida personal y nos lleva a enfermarnos, a veces poco a poco y a veces gravemente.
Hay personas que en cierta medida están enfermas, porque necesitan cambiar sus circunstancias personales, sus condiciones laborales, necesitan algún cambio, pero algo les frena. O su propia neurosis o el jefe o el Estado.  No es fácil. No vivimos ni en sociedades fáciles ni en tiempos fáciles, por eso muchos temen al trabajo porque se sienten tan lejos de sí mismos…